sábado, 24 de julio de 2010

Atardecer en la Expo de Mariano Roque Alonso


El jueves a la tardecita visitamos la expo. Hacía frío pero había dejado de llover.El día nublado no impidió que la gente concurriera en familia.

Niños grandes y pequeños acompañados de sus padres gozaban con la rueda gigante y de otros juegos como el "kamikaze" y de lejos se escuchaban los gritos de quienes estaban allí subidos. ¡Hay que tener coraje para subirse ahí!