jueves, 2 de enero de 2014

5 Consejos sobre cómo fijar metas

Los consejos que detallamos a continuación puede que ayuden a facilitar el fijar y cumplir metas:
  1. Las metas específicas y realistas son las más factibles. Cuando se trata de lograr un cambio, las personas que tienen éxito son aquellas que fijan metas realistas y específicas. "Voy a reciclar todas mis botellas plásticas, latas de refrescos y revistas" es una meta mucho más factible que "Voy a hacer algo por el medio ambiente." El que puedas atenerte a una determinada meta facilita este proceso.

  2. Se necesita tiempo para que un cambio se convierta en un hábito establecido. Probablemente tomará un par de meses antes de que un cambio como levantarte media hora antes para hacer ejercicio se convierta en parte de tu vida. Eso se debe a que tu cerebro necesita tiempo para acostumbrarse a la idea de que tu nuevo hábito es parte de tu rutina regular.

  3. Repetir una meta hace que permanezca. Expresa tu meta en voz alta cada mañana para recordarte a ti mismo(a) lo que quieres y para qué estás trabajando. (Escribir también ayuda.) Cada vez que recuerdas tu meta, estás entrenando a tu cerebro a que lo haga posible.

  4. Complacer a otras personas no funciona. La clave para hacer que un cambio sea permanente es encontrar el deseo de que esto ocurra dentro de ti — tienes que hacerlo por que realmente lo quieres, no porque un amigo, amiga, entrenador, padre u otra persona quiere que los complazcas. Será mas difícil mantenerte enfocado y motivado si haces algo por obligación a otra persona.

  5. Los impedimentos no significan fracasos. Las equivocaciones son parte del proceso de aprendizaje a medida a que entrenas a tu cerebro a pensar de una nueva forma. Puede que te tome varios intentos alcanzar tu meta, pero eso no importa, es normal que te equivoques o que te rindas algunas veces cuando intentas hacer un cambio. Así que recuerda que todas las personas cometen errores y no te preocupes en exceso por ello, Simplemente recuérdate a ti mismo que debes de continuar en el cumplimiento de tus metas.   
  6. Fuente:  http://kidshealth.org/teen/homework/esp/goals_tips_esp.html

sábado, 23 de marzo de 2013

La fiesta de los colores

Vuelvo a escribir en el Blog después de un período bastante prolongado  de silencio. Siempre le culpo a la falta de tiempo cuando quiero encontrar un motivo  valedero que explique mi ausencia de esta página.Sin embargo... ¡Ni yo misma creo tal afirmación! 
Pero en fin, estoy de vuelta y no podía dejar de hablar de Ciudad del Este, la ciudad de los contrastes, de los colores, de lo lindo y de lo feo.
Quien conoce la ciudad sabe que en días soleados y de verano, los colores están de fiesta. En las veredas, los vendedores ambulantes ofrecen de todo y los matices reverberan en el calor de la siesta.




Los turistas  caminan apresurados buscando lo novedoso porque aquí se encuentra de todo. En el piso de las veredas se colocan juguetitos, termos de colores, lentes de sol y películas...¡Las últimas de Hollywood!¡Sí! 
En las calles de Ciudad del Este los colores siempre están de fiesta.


jueves, 15 de noviembre de 2012

Veredas y basura en Ciudad del Este


    Hablar de la basura y de las veredas en Ciudad del Este, es como tocar siempre una misma tecla: El sonido es el mismo y uno se aburre.    
    Basta con salir a caminar un poco por el centro de la ciudad y sus alrededores,  que enseguida nos topamos con la mugre. A veces la vereda está bloqueada con montañas de escombro que nos obligan a caminar en la calle, otras los restos de la limpieza de jardines bloquean totalmente el paso de los peatones y las bolsas negras desparramadas con desperdicios malolientes pueden arruinarnos el paseo.
¿Qué hacer? ¿A quién denunciar?¿Cómo quedarnos callados ante tanta falta de civismo?




jueves, 18 de octubre de 2012

La tormenta



Cada vez que se aproximan las nubes oscuras es un misterio... no sabemos qué esperar: puede ser lluvia mansa, tormenta,  granizo, viento y  también destrozos.
Últimamente la lluvia mansa es cada vez más rara, y cuando cae sentimos que es una bendición. Ahora los cambios son bruscos y somos avisados por la televisión que estamos en ALERTA, eso quiere decir que podemos esperar granizo y vientos muy fuertes.
El lunes pasado, aquí en Minga Guazú, sopló un viento que rompió una rama grande de mi Villetana. No causó ningún destrozo material pero nos deja la certeza de que la naturaleza es la que domina.
El Alto Paraná prácticamente está sin árboles. Son muy pocas las reservas que subsisten aún, por eso los cambios son así de bruscos. Se han destruido miles de  hectáreas de bosques y se siguen destruyendo aún hoy siendo que hay leyes que deberían protegernos de los depredadores. Ojalá eso cambie. Todavía no tengo nietos, pero me gustaría que ellos puedan ver en el futuro  la belleza de un bosque, el cauce de un arroyito límpido y los animales autóctonos transitando tranquilos por los santuarios verdes. Espero que no sea una utopía. Ojalá que los funcionarios de la SEAM (Secretaría del Medio Ambiente) lo permitan.

viernes, 12 de octubre de 2012

1ra. Feria del Libro en Minga Guazú

Se está llevando a cabo en la Ciudad de Minga Guazú, la 1ra. Feria del Libro. El evento se inició el miércoles 10 de octubre y culminará mañana sábado 13, con una peña artística. Para hoy a las 17:00 horas se tiene programada una Conferencia con el Presidente de la Asociación de Escritores de Asunción, el prof. Lisandro Cardozo. A las 18:00 horas el prof. Lino Trinidad, Director General de planificación lingüística de la ciudad de Asunción, dictará una Conferencia sobre "La Ley de Lenguas".
El Tereré presente en la Feria del Libro de Minga Guazú.
A las 19:00 la Lic. Felisa Rodríguez de Medina disertará sobre La Literatura entre los jóvenes Altoparanaenses en la actualidad.
Foto: Carlos Rojas

Foto: Carlos Rojas

Foto: Carlos Rojas
Mañana sábado 13 a las 18:00 los escritores Javier Viveros y Eulo García presentarán el libro "Punta Karajá" A las 19:00 horas el escritor minguero Damián Cabrera presentará su libro "Xirú".

miércoles, 29 de agosto de 2012

La pobreza no tiene por qué ser sucia


 


Seguramente será difícil determinar si los paraguayos arrastramos en nuestra historia cultural el grave defecto de ser insensibles ante la suciedad y el desorden o si estos males son consecuencia de la industrialización y del consumismo que producen cada vez mayores cantidades de materiales de desecho, combinados con el crecimiento demográfico, que cada cierto tiempo multiplica el tamaño de las extensiones urbanas que deben ser atendidas por servicios de aseo y limpieza.
Pero, aunque estos factores estén presentes y posean gran incidencia en el fenómeno de la acumulación de basura, lo que también es cierto y evidente a cualquier observador es que actualmente la población paraguaya, en su gran mayoría, no se siente incómoda con el desorden, con la mugre y la fetidez.
Prueba fehaciente de esto es que una mayoría convive con estos males diariamente, en su casa, en su barrio, en su plaza, en las calles y caminos por donde transita, en las oficinas donde trabaja y en los lugares de esparcimiento a donde concurre.
Los hechos muestran que los barrios habitados por gente considerada de escasos recursos son los más sucios y abandonados. Pero en los barrios residenciales que están servidos regularmente por el servicio municipal de recolección de basura también se ven minivertederos en veredas, esquinas y baldíos, y hasta desechos cloacales que corren por las calles. Esta indiferencia hacia la inmundicia ya no constituye un mero problema de ineficiencia de servicios públicos, sino que, a nuestro criterio, se trata de un fenómeno de profunda raigambre cultural.
Donde hay basureros, suelen vérselos medio vacíos mientras los desechos se acumulan a su alrededor.
Donde no los hay, la basura, embolsada o no, es arrojada en la calle o a la vera de los caminos. En los alrededores de las ciudades, se utilizan las banquinas como vertederos clandestinos, a la vista y paciencia del vecindario y de las autoridades municipales y del MOPC. Incluso se sabe de propietarios de camionetas, triciclos motorizados y carritos estirados por caballos que se dedican a recoger desechos domiciliarios a cambio de una paga, que luego arrojan a los cursos de agua, baldíos o banquinas.
Estas prácticas, además de ilegales, potencian enormemente la polución ambiental, esparciendo los factores de contaminación por suelos y aguas. Y hasta por el aire, porque cuando la acumulación de desechos es muy notoria, alguien se ocupa de prenderle fuego, que es cuando toda clase de gases nocivos pasan a integrar el aire que la población respira, causando afecciones respiratorias, alergias y otras enfermedades que luego deben ser atendidas con costo para los recursos públicos y privados de salud.
La población en general –salvando las honrosas excepciones que siempre hay– no siente ninguna aprensión frente a la mugre. De ordinario, cada hogar paraguayo forma su propio vertedero en el fondo de su patio, donde se amontonan envases de cartón, de material sintético, de vidrio o metal, junto con adminículos personales usados, restos de comida, poda de plantas, piezas desechadas de madera, cerámica o metal, cubiertas de vehículos y cuanto tipo de mugre puede uno imaginarse.
Las veredas y calles de las ciudades más populosas, en particular las que están en las áreas comerciales céntricas y alrededor de los mercados y ferias, exhiben este terrible mal cultural con una brutalidad imposible de describir. Cualquiera puede comprobarlo, si es que todavía no lo hizo, solamente recorriendo la zona del Mercado 4 asunceno, o de los centros comerciales y mercados de San Lorenzo, Luque y Ciudad del Este, por poner solamente cuatro grandes y elocuentes ejemplos al alcance de la vista.
¿Es que el habitante de esos lugares no siente repugnancia natural por la inmundicia que le rodea y de la que él mismo es su principal causante? ¿Es que el paraguayo medio, el que concurrió a la escuela y hasta el que tiene una posición económica estable, no siente ninguna repugnancia por el desorden y la mugre? No atina a arrojar sus desechos en basureros, ni siquiera cuando están a dos metros de distancia. En la campaña no se le ocurre o no se le da la gana de hacer un pozo en el fondo de su patio para disponer la basura de su rancho. No barre ni rastrilla. Usa el baldío aledaño como vertedero, como si los efectos contaminantes de la acumulación no le vayan a alcanzar igualmente. Esta clase de persona está convencida de que si oculta la basura detrás de la muralla, esta deja de existir.
Cabe preguntarse a estas alturas: ¿En las escuelas se continúa enseñando alguna asignatura de esas que antiguamente solían denominarse “Aseo e Higiene”? Porque es por allí por donde deberá comenzar todo intento de revertir este pésimo rasgo cultural de nuestra población. Es en las escuelas donde debería comenzar una campaña nacional contra este grave mal. Los reiterados fracasos de las campañas contra la propagación del dengue constituyen una elocuente muestra de que las técnicas comunicacionales y publicitarias ensayadas hasta ahora no dan resultados. Hay que intentar otras vías, pero siempre comenzando en las escuelas.
Y hay que dejar de culpar a las municipalidades por todo el desorden y las porquerías arrojadas o acumuladas en todas partes. Ni cien intendentes eficientes y laboriosos podrían resolver el problema de una localidad habitada por vecinos incultos, desordenados e insensibles ante la inmundicia.
Asimismo, muchos intendentes, por su parte, no saben cómo resolver el problema de los desechos ni tampoco buscan asesoramiento. En otros países se desarrollaron muchísimos conocimientos y se acumuló gran experiencia en este tema, y generalmente esos Estados están bien dispuestos a compartirlos, incluso a cooperar con recursos y tecnología.
La Seam debería ser la institución que asuma esta tarea de urgencia nacional como prioritaria en su gestión. Puede conseguir financiación y tecnología para vertederos, reciclamiento y, sobre todo, para educación popular masiva. Luego se podría montar un sistema de asistencia a municipalidades y un régimen de vigilancia y punición contra infractores. No se trata de algo del otro mundo; es cuestión de buena voluntad, determinación y sentido de patriotismo.
Seremos un país pobre, con mayoría de gente pobre, pero la pobreza no tiene por qué ser sinónimo de suciedad.

Editorial del Diario abc Color del 25 de agosto de 2012

viernes, 24 de agosto de 2012

Un día gris

La lluvia y el frío. Los mangos y el barro. La tierra colorada grabada en la pared. Un día gris de invierno. Es Capitán Miranda, Itapúa, una mañana de julio...

viernes, 27 de julio de 2012

Robo de transformadores

Cuando habilité mi Blog, el propósito original era mostrar imágenes de Paraguay y de su gente; por supuesto siempre pensando en lo bello y en las cosas buenas. Sin embargo, me resulta difícil dejar de lado lo feo, lo que no me gusta, más aún cuando esa fealdad me perjudica. Ahora en Minga Guazú está de moda el robo de transformadores y entre los afectados,nosotros, mi familia. Quiero a través de este medio criticar a las autoridades policiales que hacen "la vista gorda" a este tipo de crímenes, ya que nunca se resuelven los casos y hasta ahora nadie fue preso. Las estadísticas de denuncias de este tipo de fechoría va en aumento; los transformadores son bajados de los postes, rotos, y de ellos se les roba el cobre que tienen adentro. Un esquema perjudicial que afecta a las personas que dependen de la electricidad para todo. El que tiene un tambo,por ejemplo, no puede quedarse sin electricidad ni dos horas, porque el producto (la leche) se descompone fácilmente cuando se rompe la cadena de frío. Ojalá que este tipo de crimen pueda acabar y que la policía vuelva a tener la credibilidad que tanto necesitamos.

lunes, 23 de julio de 2012

La costanera de Encarnación

Bajo la lluvia, la costanera estaba solitaria y fría. El Río Paraná caudaloso ofrecía un espectáculo de deleite: Inmensidad, temor,caudal, son palabras que me invadieron la mente al ver al gigante verdoso transitando indomable.