viernes, 30 de julio de 2010

30 de julio: Día de la Amistad


La Cruzada Mundial de la Amistad fue fundada en Puerto Pinasco el 20 de Junio de 1.958 por el Dr. Ramón Artemio Bracho.
Esta Cruzada es una campaña en favor de dar valor y realce a la amistad entre seres humanos, de forma que permita fomentar la Cultura de la paz. A partir de dicha idea, se fijó el 30 de julio como Día de la amistad y se celebra en nuestro país Paraguay y en varios países de Sudamérica. Su importancia reside en que favorece a los valores que permiten la concordia y el diálogo en la sociedad y en el mundo.
En esta fecha es costumbre entre los paraguayos saludar a todos los amigos y conocidos con felicitaciones y buenos augurios. Incluso acostumbramos entre amigos intercambiar regalos o reunirnos para festejar la fecha; se festeja en todos los ámbitos, sobre todo en Asunción. Ese día las calles y los locales del centro se llenan de gente dispuesta a disfrutar de los amigos, oír música y divertirse.

Asimismo se efectúa la actividad más esperada: la del “amigo invisible”. Este “juego” que se practica en las instituciones educativas, lugares de trabajo, vecinos, etc.; este juego consiste en un sorteo donde se escriben en papelitos los nombres de los integrantes del grupo y cada uno en su turno va sacando un papel con el nombre del amigo invisible sorteado. Durante la semana que precede al 30 de julio los amigos invisibles intercambian cartas anónimas y escritos sentimentales hasta que ese día se realiza una reunión para que cada uno conozca finalmente a su amigo anónimo. Pues nada más lindo que expresarle nuestro cariño anónimamente, hasta el anhelado día en que todos reunidos nos descubrimos e intercambiamos regalos.
También en varios países ya fue adoptado el 30 de Julio como Día de la Amistad, con festejos muy creativos e intercambio de regalos, flores y mensajes, principalmente entre la gente joven.

Encontrar a personas no es difícil, lo difícil es encontrar a alguien que nos quiera por lo que somos, que comprenda lo que sintamos y que no dude de lo que le decimos. Un amigo/a nos apoya cuando nos vemos en problemas, un amigo nos consuela cuando sufrimos y nos dice palabras que salen de su corazón. A un amigo no le debe importar en que posición económica estamos, ni tampoco quien sea más inteligente o tenga más habilidades para tener y hacer las cosas, además nunca debe tenernos envidia porque si nos aprecia sabrá que lo que tenemos no es porque nosotros lo elegimos, sino una causa del destino.
Un AMIGO nunca debe sentirse superior porque él debe comprender que nadie es más ni menos que nadie.
El tronco más grande de una amistad es la confianza, la sinceridad, la honestidad, el amor y el apoyo que entre otras cosas hacen de la vida un placer que queda siempre en la memoria hasta el último día de nuestra vida; en la que podemos reconocer el valor de un verdadero amigo que siempre ha sido incondicionalmente en todo.

Que el amigo, en nuestros errores, nos muestre su perspectiva y un consejo de lo que podemos hacer, que nunca nos obligue a nada, que no nos manipule para su conveniencia y que al vernos en un verdadero problema no nos deje solo y si es uno de esos problemas en los que no queremos ver la salida, él te nos dará la solución aunque no queramos y nos enfurezcamos, pues a él le preocupamos y prefiere que nos enojemos con él a vernos sufriendo siempre.

Entonces, si nos fijamos, no todas estas características las tienen todos y aunque a veces encontremos a malas amistades, aunque no lo creamos esto tiene un fin: no es que tengamos mala suerte, sino que debemos conocer lo malo para que cuando encontremos a ese ser especial que se acople a nosotros no lo dejemos ir. Cultivar un verdadero amigo requiere dedicación y tiempo.
Un verdadero amigo es alguien que nos conoce tal como somos, comprende dónde hemos estado, nos acompaña en nuestros logros y fracasos, celebra nuestras alegrías, comparte nuestro dolor y jamás nos juzga por nuestros errores.
¡¡¡¡FELIZ DÍA DE LA AMISTAD!!!!
Fuente: MEC Digital
http://www.mec.gov.py/cmsmec/?page_id=49633

1 comentario:

Ovidio Edmundo López dijo...

La dulce y profunda lengua guaraní dice "angirú" para decir amigo, sublime expresión compuesta por dos palabras: ang=alma irú= compañero, amigo pues para el guarani es "El compañero del alma"