viernes, 20 de marzo de 2009

¡Viene el micro!


Dicen que ya no se le dice "micro", se le dice colectivo, ómnibus, bus...
En fin, los nombres cambian pero la utilidad de estos tipo de transportes sigue siendo tan o más importante que antes.
Aquí en Minga Guazú donde vivo, la empresa pionera del transporte lleva el mismo nombre de la ciudad y también los colores que la identifican: el rojo y el negro.
En las "horas pico", los micros pasan "llenos".
Los estudiantes atiborran el pasillo, se ríen, se empujan y conversan, ante la mirada seria del conductor que por el retrovisor los observa pensativo.