lunes, 30 de marzo de 2009

La casa del angelito


Generalmente cuando un bebé recién nacido muere, no se lo lleva al cementerio, se lo entierra en el patio, cerca de la casa y se le construye un pequeño panteón recordatorio.