miércoles, 16 de diciembre de 2009

Orquídeas: Nociones básicas de cultivo Parte 2


AGUA Y HUMEDAD: El agua nunca debe ser abundante. La humedad relativa del aire nunca debe estar debajo de 30%, caso contrario, las plantas se deshidratarán rápidamente. En días calurosos, la humedad relativa del aire es baja, por lo tanto, es necesario mantener el ambiente húmedo.

Observaciones: Nunca se deben mojar las plantas cuando las hojas estén calientes por la incidencia de la luz solar. Se deben mojar preferentemente durante la mañana y solamente cuando el sustrato se encuentre seco, y no encharcarlo, pues las raíces pueden pudrirse.

ABONADO: Las orquídeas necesitan de alimento como cualquier otra planta, para crecer, desenvolverse y dar flores. Debe realizar el abonado por la mañana, antes del sol nacer o a la tardecita. El abono debe estar compuesto por la combinación de nitrógeno(N), fósforo(P) y potasio(K).

Conforme a la necesidad de la planta durante las diferentes fases, se debe aplicar los siguientes nutrientes:

Para crecimiento: Se debe aumentar la dosis de Nitrógeno (cuando la planta es joven y tiene brotos en formación).

Para floración: Se debe aumentar la cantidad de Potasio(la planta ya es adulta).

Para la raíz: Se debe aumentar la cantidad de Fósforo (plantas divididas).

Si se le va a aplicar un abono orgánico, se debe colocar una cucharadita de café cada 3 meses, es una esquinita de la maceta, para no quemar la planta y para que los nutrientes se vayan liberando lentamente.

Una dosis mayor de abono que la necesaria funciona como un veneno y puede matar la planta.