martes, 5 de octubre de 2010

Diglosia: Castellano-Guaraní


De acuerdo a la RAE (Real Academia Española) diglosia es “bilingüismo, en especial cuando una de las lenguas goza de prestigio o privilegios sociales o políticos superiores”.
En Paraguay el castellano es la lengua que goza de prestigio. Es considerada superior.
El guaraní, aunque hablado por el 80% de la población y siendo lengua oficial, no goza de los mismos privilegios.
¡Ley de Lenguas!!! ¡URGENTE!!!

4 comentarios:

Jorge Contrera dijo...

Hola Olga, tu post se viene como anillo al dedo a la experiencia que pasé hoy en clase de Historia con los alumnos del octavo. Desarrollé un contenido en guaraní y muchos no entendían. Y conste que en todo momento les explicaba que existen muchos términos inventados por los guaraní puristas, y que por eso no tenían que preocuparse mucho, sino más en el guaraní que se habla. Analizamos también la necesidad de la Ley de lenguas.
Ha ademá idegusto jañe`ë la guarani-me. Ajépa?

miguel dijo...

Estamos en Taller campaña nacional de capacitación en la calle san francisco Guajayvi,analizando la diglosia en el paraguay llegamos a la conclusion que para superar tal problemática, de acuerdo a la realidad se debe enseñar a los niños hasta el primer ciclo en su lengua materna y también que haya una ley que se obligue que se utilice el guaraní en las instituciones públicas.

Olga Bertinat dijo...

Gracias Dani, gracias Miguel por compartir sus experiencias conmigo en el blog.
Lo importante es conseguir que el guaraní salga fortalecido como lengua, con soporte en la Ley.

Anónimo dijo...

La diglosia es un hecho muy difícil de superar, por más empeño que se ponga,ya que es un elemento social que sigue sin cambiar por más esfuerzo que hagan ciertos lingüistas pues no es un hecho real que el 80% hable guaraní. Eso es lo que se empeñan en decir "las estadísticas". El problema es que en las universidades la gente no sabe guaraní,o apenas lo habla y en la ciudad solamente en ciertos barrios. Después de más de medio siglo viendo el praoblema, lo veo insalvable, pues dejar de hablar el castellano a los del interior sería marginarlos y obligar en Asunción a gente que no quiere hablarlo sería poco menos que una imposición sin lógica. Se puede estudiar como acervo cultural, pero sin prsiones.