jueves, 20 de enero de 2011

Yegua se desmaya por debilidad en plena calle


Debido a una extrema debilidad y exceso de trabajo una yegua se desmayó anoche en plena vía pública. Jóvenes voluntarios y vecinos se movilizaron para socorrerla con la ayuda de veterinarios que intentaron revivirla. Al cierre de nuestra edición, el animal seguía en estado agonizante.
Alrededor de las 20:00 de anoche una yegua que iba tirando de un carrito cargado de material reciclado cayó desvanecida sobre el asfalto en la Avda. Brasilia, casi frente a la Universidad Americana, ubicada al número 1.100.

El carrito era guiado por un menor que, a latigazos, intentaba que el animal de carga se levantara y siguiera su camino. En ese momento, varios jóvenes voluntarios de la organización Adoptame y vecinos del lugar interceptaron el carrito y auxiliaron a la bestia de carga, que no reaccionaba.

Llamaron al veterinario especialista en animales grandes, Dr. Diego Hernáez, quien le dio los primeros auxilios y le proveyó de suero glucosado, entre otros medicamentos. “Está con una debilidad extrema y tiene mucha fiebre, tal vez no le dieron de comer ni beber y tenía exceso de trabajo, por eso cayó en la calle”, dijo el profesional a ABC Color.

También llegó al lugar la defensora de los animales Francesca Crosa, junto con el veterinario de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas (SPAPP), Dr. Nicolás Cáceres, para ayudar en la tarea.

Crosa llamó a los bomberos voluntarios para trasladar al animal hasta una comisaría y le respondieron que no tenían unidad para estos casos, según comentó.

También llamó a la Policía Municipal de Tránsito y a funcionarios de la Municipalidad de Asunción, pero nadie respondió a su reclamo. Solamente llegaron hasta el sitio algunos efectivos de la Policía Nacional para ayudar. Cerca de la medianoche, el animal seguía sin reaccionar y ya estaba agonizante.

Ley de protección

Francesca Crosa reiteró que todo el proyecto de auxilio y albergue para estos casos está paralizado en el Congreso y que las demás autoridades responsables no les prestan atención a sus reiterados pedidos de audiencias para impulsar el proyecto.

“Queremos que salga una ley de protección real para los animales. Esto debe servir como un llamado de atención para las autoridades y así puedan sancionar una ley”, dijo una de las voluntarias de Adoptame.

Al lugar también llegó la joven Fátima Rossana López, con dos potrillos para llevarse el carrito. Ella dijo ser la dueña de la yegua y que vivía en el camino al Club Mbiguá.

Sin embargo, los vecinos, junto a Francesca Crosa, ya no permitieron que se fueran los animales y se anunció que se los trasladaría hasta la comisaría para darlos luego en guarda a familias que quieran hacerse cargo y darles el cuidado que merecen como seres vivos.
Fuente y Fotografía: ABC Color.

1 comentario:

Elle ॐ dijo...

Esto fue muy triste. Espero que con el tiempo la gente tenga más vergüenza de tratar así a los animales. Aunque la vergüenza es cualidad de una mente sana..., tal vez ellos también necesiten ayuda, tanto como esos animales que maltratan.