viernes, 3 de octubre de 2008

Realidad de nuestra tierra


La gente de nuestro país sufre tremendamente por la falta de energía barata.
El gas y la electricidad, son artículos de lujo.
Las amas de casa no tienen otra opción que salir a buscar leña para poder cocinar o para calentar la casa en el invierno.
El bosque que se ve al fondo es un remanente de lo que fuera la selva impenetrable del Alto Paraná. Es parte del predio de la Universidad Nacional del Este y no está libre de la depredación y de la extracción de madera.
Hoy solo quedan algunos vestigios aislados de estas reliquias que debemos conservar y cuidar celosamente.
Mi mensaje es para los jóvenes y para todas aquellas personas que aman la naturaleza: ¡Cuidémosla!, es nuestra, de nuestros hijos...¡Es de todos!